diciembre 19 2017 0comment

¿Cómo decidir cuando no hay elecciones?

Llegaste hasta este artículo por dos razones: Porque recordaste una situación que te abruma porque se debate con otra situación y ambas necesitan ser atendidas sin mediar. O la segunda razón que te condujo hasta acá es simple curiosidad para armarte en el futuro.

Por la razón que haya sido, si te preguntás ¿Cómo tomar decisiones entre dos situaciones que no son compatibles? La respuesta es que necesitás comprender que estás moviéndote entre polaridades, a veces dos, a veces tres o más y para saber moverte entre ellas veamos primero qué significan.

Polaridades se deriva de polaridad, que según la RAE es:

Condición de lo que tiene propiedades o potencias opuestas, en partes o direcciones contrarias, como los polos.

polaridades y liderazgo
Se entiende como polaridades a dos hechos, situaciones o cosas que no son compatibles una con la otra. Es decir, resultan siendo el opuesto.

Por lo que si te preguntás por ejemplos de polaridad e inmediatamente pensás en elegir blanco o negro, la respuesta es que pueden ser ambos colores, pero nunca quedarte solo con uno. Porque no hay un solo color que te defina, ni uno solo con el que se pueda vivir. Ni siquiera alcanzaríamos elegir el término media que sería el gris.

Moverse entre polaridades

Otro ejemplo es el tiempo que te demanda el trabajo, versus, el tiempo que te demanda tu familia. Simplemente no podés declinar a ninguno, solo re- acomodarlo con horarios que te comprometés a respetar.

Esa y otras situaciones contrarias son polaridades que ponen la prueba la capacidad genuina de un líder consciente. Para tratarlas de la forma más atinada es necesario analizar cada polaridad, comprenderlas a fondo y llegar a un acuerdo del tiempo dedicado o atención dirigida que le vayás a dar a cada una.

La distribución siempre va depender de qué necesite más atención en el momento justo y qué tanto chance te de la segunda polaridad en el orden de prioridad para postergarla.

Posterior a la comprensión, un líder consciente sabrá diferenciar una polaridad que no justamente representa un conflicto, ni un problema que tendrá que sortear, sino, una reacción a causa de dos situaciones contrarias que lo único que comparten es la demanda de atención.

¿Lo positivo de todo? Es que reconociéndolas, un líder consciente sabrá lidiar de forma estratégica sin que absorban más energía de la que deberían, ni te roben atención innecesaria y mucho menos te generen conflictos en tu forma de relacionarte con otros.

 

 

 

 

centrodellider

Write a Reply or Comment